Apr 072011
 

Formación interna bonificable, la gran desconocida.

Partiendo de la base de que la Formación interna es aquella que planifica y ejecuta la empresa con sus propio medios (personal), sin duda creo que la Formación interna en las empresas es de las mejores armas para lograr un fuerte impacto en la formación. A veces ni grandes consultores ni gurús de la Producción pueden conseguir mayor rentabilidad a los procesos formativos que personal capacitado de los recursos humanos de la empresa. Éstos conocen mejor los procesos y particularidades, las deficiencias y puntos fuertes de sus colaboradores/equipo, y las necesidades específicas de la empresa. Un pequeño handicap es que reúnan capacidades para comunicación y procesos formativos, pero si los tuvieran, tendríamos un arma de incalculable valor. Todo dependerá en primera premisa de los objetivos de la formación, por supuesto. En muchos casos, es óptimo combinar las dos fórmulas y dentro de un mismo proceso formativo contar con un experto externo que pueda aportar innovación y un trabajador experimentado que adapte los conocimientos a los puestos de trabajo concretos. Si aún queremos bordarlo más, realizaríamos la formación en dos fases, interrumpida por un breve periodo en el que se puedan poner en práctica los conocimientos del primer módulo,  y  para conseguir asimilar los conceptos iniciales y poder plantear dudas y perfeccionamiento para la segunda fase de consolidación de conceptos.

La sorpresa para muchas empresas viene ahora…

La formación interna es bonificable por la Fundación Tripartita!

Además de los costes de impartición del experto o expertos (costes salariales, plus por la impartición del curso…, tiempo dedicado a la preparación y a la evaluación), materiales pedagógicos, traslados, hospedaje, amortización o alquiler de equipo y aulas, dietas, coffee-breaks, seguros, e incluso el tiempo que el departamento de Recursos Humanos haya invertido en todo el proceso de organización y gestión de la formación. Realmente … ¿Qué más podemos pedir?

Las pequeñas y medianas empresas que acceden al sistema de bonificaciones de la Fundación Triparita a través de Centros de formación (Entidades Organizadoras) desconocen esta ventaja ya que si las empresas consumen su crédito de formación además con su propia formación interna , se les reduce las posibilidades de venta de cursos. Con lo cual, que la bonificación interna es bonificable es una gran sorpresa para la mayoría de empresas de esta franja. Sin duda un tipo de formación que es una herramienta clave para mejorar la competitividad de las mismas.

Por eso la figura del Gestor/Consultor de subvenciones de formación es ideal ya que con el máximo de especilidad y seguridad en los procesos de gestión con la Fundación Tripartita, la empresa dispone de toda la libertad para bonifcar tanto su formación interna como externa y rentabilizar al máximo su plan de formación y poder diseñar las acciones formativas que mejor se ajusten a los objetivos marcados para ello.

Consúltenos!

Know Soluciones en Formación

 

 

 

 

 Posted by at 2:37 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.